Valeria Macias, Editor in Chief

“Fuerte, machista, apasionado, dominante, y valiente”. Estas son algunas de las características del “hombre perfecto” que han sido implementadas por nuestra sociedad. La masculinidad tóxica, más conocida como el machismo, se refiere a ciertas características de un hombre. Por ejemplo, el famoso decir que “los hombres no lloran”, que ciertos colores son exclusivamente para un género, y que tienen que ser altos y fornidos. Estas características definen el mundo donde vivimos, pero ante todo son más forzadas en la comunidad hispana. Para los hispanos, es más común este tipo de vida. Es algo normal cuando vemos a los hombres gritando y siendo los líderes del hogar. La masculinidad de un hombre es generalmente enseñada en la crianza y en el desarrollo. Esto empieza cuando se les dice que “no sean llorones”, que no muestran emociones, que tienen que ser fuertes, y que no jueguen como “niña”.

The real problem with toxic masculinity is that it assumes there is only  one way of being a man
Sundry Photography/Shutterstock

Las ideas de la masculinidad tienen dos diferentes puntos de vista. Lo que muchos no entienden sobre este tema es que no quieren difamar a los hombres. Pero, están invocando las expectativas injustas impuestas en contra de los hombres desde una pequeña edad. Muchos argumentan que la masculinidad enforzada solo es una construcción social. Las normas de la masculinidad han hecho que muchos hombres no puedan afiliarse con esas normas ya que se sienten desconectados del hombre ideal. Hay muchos hombres que se sienten aceptados o rechazados por las normas impuestas, y esto ha tenido un gran impacto en su calidad de vida. Según las estadísticas, 1 en 10 hombres sufren de depresión o ansiedad. Una de las razones más inmensas es por la masculinidad tóxica. Ellos piensan que no pueden hablar sobre sus emociones con otras personas, y que no tienen con quien desahogarse. Ahora más que nunca, la gente se está oponiendo a esas ideas. Ellos están invocando que el “hombre perfecto” debería ser como tú quieras sin importar el ideal de la sociedad.

Leave a Reply